teoria de las Españas

by

BLANCO:
En un mundo sumido en las tinieblas de la globalización, irrumpe, como un rayo de luz, esta obra; “Teoría de Las Españas”, sin duda, una teoría revolucionaria que no se limita a cuestiones territoriales, va más allá, pues no está exenta de un componente espiritual que ataña no sólo a los pueblos peninsulares sino a todos los que forman parte de Europa y tienen a su tierra un sano arraigo que el feroz mundialismo pretende aniquilar.
Nos encontramos pues, ante una propuesta territorial armónica, cimentada en aspectos histórico-biológicos y no en intereses dinásticos o conceptos jacobinos, cuya misión ha sido desnaturalizar Las Españas. Por esta razón, el autor, en clara ruptura con la idea de Estado-Nación, plantea un modelo federal integrado en una gran Confederación Europea.

Este libro es además, un completo atlas heráldico e histórico que lo convierte en una excepcional obra de consulta y en un referente para el lector consciente de que no basta con respetar los pueblos. Es preciso amarlos. En palabras del propio Hernández: “La nación, cualquier nación, es y está antes que cualquier Estado”.

La voraz política “castellanizante” aplicada por el Conde Duque de Olivares en el siglo XVII y continuada desde entonces por las clases dirigentes, constituyó una lamentable agresión a la diversidad hispánica y una actitud incompatible con la fraternidad necesaria entre nuestros pueblos. No le faltaba razón a Ortega y Gasset cuando afirmaba que España es una espada cuya empuñadura se encuentra en Castilla y su punta en todas partes.

En una época donde parece que todo debe ser un producto del marketing, celebramos ver publicada una obra que denuncia verdades incómodas pero que hará un gran servicio a las futuras generaciones. Un viaje a través de la historia más apasionante que podamos concebir: Nuestra Historia.
JUANSOR:
El libro puede estar muy interesante, es mas hay que pillarlo y este sábado acudiré a su conferencia en la Librería Europa. Sin embargo he de decir que no estoy para nada de acuerdo en seguir discutiendo e indagando en la polémica de siempre, Las Españas. Muchos camaradas son los que ven una postura diferente o un concepto diferente de lo que es el nuevo Nacionalsocialismo. Subdividir España suena a diferencia y a disgregación, ya sean disfrazadas de diversidad, cultura y tradiciones. Lo identitario ha de protegerse y respetarse. Un pueblo hermano ha de estar conjuntado y genéticamente así lo estamos. Lo que no estamos muchos como yo mismo es a consentir la xenofobia anti españolista que siguen a estas ideas desde los foros, blogs y webs que he visitado. Desde hace mucho que se lucha por defender lo identitario, pero no desde posturas completamente injustas y violentas de muchos jóvenes que se jactan de ser más puros y arios que otros hermanos raciales, por pertenecer a una parte de la península en concreto. No se, creo que deberían de darse cuenta de quienes les siguen y si conviene ensalzar tanto la diversidad cultural, que no la raza, por encima de los problemas que nos azotan a todos, como es el hambre y el paro. Ya habrá tiempo de culturizarse en estos temas, cuando en mi familia sobre el pan y la justicia.
AE!!

JUANSOR
Manteniendo lo dicho anteriormente, he de decir, que después de ver y conocer en persona al Sr. Hernández en la librería Europa durante la conferencia que dio sobre el tema en cuestión, tengo que apuntar que en ningún momento percibí, sensación de independentismo, ni separatismo alguno, sino todo lo contrario. Una postura claramente esclarecedora se abrió ante mí, gracias a las elocuentes explicaciones del Sr. Hernández supo exponernos a los presentes. Su profundo conocimiento, trabajo y estudio en esta materia, me dejo sorprendido. Desde estas líneas y sin extenderme mucho quiero darle las gracias. Gracias porque me ha dejado claro que si hay un problema hoy en Europa, no es el de debatir o investigar sobre nuestro origen, sino lo que nos va a ocurrir si juntos no lo protegemos, ante el ataque sistemático de el sionismo internacional y la inmigración de otras razas a nuestro continente. Es un factor interesante y necesario saber de dónde venimos y de donde somos, pero eso no es nada con lo que nos ocurrirá si los que apreciamos nuestras tierras y nuestra identidad racial y cultural, seguimos, ya sea a través de las políticas socio-patrióticas o los más arraigados sentimientos y conceptos ideológicos permitimos no ver más allá. El debate interminable y la teoría de las Españas, ha quedado desvanecido por fin, gracias a las convicciones del Sr. Hernández y su propuesta para alcanzar la solución al problema que nos aboca a la extinción identitaria.
Bien es cierto que sigo pensando que las posturas étnicas que hacen de nuestra península rica y hermosa, no han de ser solo un motivo de distinción entre pueblos hermanados, sino una medida de preservación, ya que sigo considerando que en nuestra península, a parte de la diversidad cultural, hay sentimientos que hay que respetar, que sin duda están arraigados en muchos pueblos y hermanos. El sentimiento de patria, no es el mismo para todos y eso es un hecho, pero no por ello se ha de ser jacobino, como tampoco separatista. Si he de concluir en algo francamente positivo de la postura del Sr. Hernández es en el hincapié, de proteger, preservar y enorgullecernos de nuestra historia común, del entendimiento, de la concordia entre pueblos hermanos, en no caer en la confrontación y el colapso ideológico común, ya que de ello quien se beneficia es el sionismo en general.
Defender la cultura y la identidad, es defender la patria, los pueblos que la componen y con ello se solucionan todos los aspectos sociales, casi de forma automática. Pero para ello, hay que dejar bien claro, que sin voluntad popular para conseguirlo, no se puede. Y mientras nos ponemos de acuerdo en aquello y en lo otro, mientras partidos políticos, asociaciones y movimientos de cualquier índole, que desde las diferentes posiciones ideológicas, pero comunes, al sentir de la patria, de la nación, de la cultura, del socialismo, lo identitario y de la raza, debatimos y nos peleamos entre nosotros, la destrucción de nuestra identidad como pueblos de una madre Europa, se está destruyendo ante nosotros a pasos agigantados. O nos damos cuenta que éste es el gran problema de nuestra verdadera identidad o identidades como pueblo o pueblos europeos y le plantamos cara y combatimos contra el exterminio y el verdadero holocausto de nuestra raza, o sucumbiremos todos, sin miramiento ni piedad ante lo externo y lo ajeno a nuestras tierras.
Un saludo hermanos y a nuestro estilo.
AE!!

BLANCO:

Saludos Juansor, casi se me olvidaba que abrí este hilo por aquí.

Agradezco tu opinión. Ya teníamos claro que no ibamos a encontrar ninguna clase de independentismo en este libro. Sólo podían pensar lo contrario los “nacionalistas de estado” de siempre.

Personalmente me ha defraudado un poco esta nueva propuesta de Hernández, esperaba algo más en la línea de: “Las Castillas y León. Teoría de una nación.” y veo que ha desviado ligeramente su rumbo. En algunos puntos pienso que de hecho se contradice, como es el caso de incluir a Cantabria en ese “Ámbito de los paises celtas” cuando él mismo se preguntaba: “¿Cómo es posible olvidar que en esa tierra montañesa tuvo su cuna Castilla?.”

Sobre todo echo de menos un poco de profundidad desde el punto de vista etnocultural en detalles como ese y algunos otros que no terminan de ajustarse, a mí juicio, a la realidad nacional.

Como recopilación de la historia más olvidada de Las Españas es un buen referente, sin duda.

Estoy bastante de acuerdo contigo en tu análisis sobre la situación. Debo añadir que la lucha nacionalista/identitaria no es exclusivamente cultural, sino que tiene un importante sentido étnico.

Pienso que la confrontación de la que hablas suele ser causada por aquellos que no admiten otra realidad que no sea la de una España única; que sin saberlo están promoviendo la misma idea igualitaria que el sistema y su mundialismo.

Yo siempre he abogado por profundizar en las raíces de cada pueblo como único cámino para encontrar una identidad pura y sana. Me baso en el éxito de la política llevada a cabo durante el Tercer Reich. Y con ese referente comenzar a construir nuestros propios ideales raciales, culturales y espirituales. Pueblo a pueblo y nación a nación. Nuestra labor es especialmente complicada si la comparamos con la de otros hermanos europeos, pues en la península se ha roto en varias ocasiones con la continuidad cultural y espiritual -que son las manifestaciones visibles de una realidad genética, así como lo es el fenotipo-. Dicha ruptura -a veces causada por supuestos patriotas- ha ido minando sucesivamente el arraigo de unos pueblos antaño indómitos y guerreros como pocos, pues estos hechos que definen la identidad ya no se presentan con la misma evidencia.

Frente al individualismo urbanita debemos fomentar un ruralismo, con un sentido casi tribal, que preserve la diversidad étnica, cultural y espiritual de cada pueblo europeo.

Teoría de Las Españas demuestra otra vez que la idea de nación que el españolismo tradicional ha venido esgrimiendo no se sustenta históricamente. Y aunque, como ya he dicho, haya puntos de la propuesta con los que no coincida, espero que ésta sirva para que se siga profundizando en nuestras raíces.

Un saludo.
JUANSOR:
Yo, si me disculpas hermano, en muchas cosas estoy de acuerdo. Revitalizar y recuperar lo propio históricamente y culturalmente, pero eso de la genética, la etnia y el fenotipo, me parece algo inoportuno, cuando falta tanto pan en nuestros hogares, (por lo menos en el mío)
Veras, creo que el paso del tiempo, hasta llegar al actual, no ha jugado a favor de lo que muchos hermanos difunden de estas posturas etnoculturales. No creo que las posturas de algunos hermanos, con un sentimiento peninsular como patria, tengan que ser jacobinos. Yo mismo, comparto este sentimiento desde bien pequeñito. Yo siento las Españas dentro de una España que es mi patria. Acepto que otros hermanos no lo compartan así y aprecio y comparto la riqueza cultural, característica de una sangre común que ha propiciado que haya una diversidad competente digna de nuestra raza. Históricamente así es. No creo que los que observen la península como una gran patria de patrias por decirlo así, influya más negativamente que la erosión del tiempo, las idas y venidas de muchos pobladores que se han asentado o han pasado por nuestra península. También creo que quienes han seguido estas posturas identitarias etnoculturales, no han estado a la altura y no han sabido defenderlas como es debido. Yo mismo he discutido hace mucho tiempo en otros foros, con hermanos que dicen disparates, poniendo ejemplos como he visto aquí también, mapas y fotos de personas que ni conocen, solo por el aspecto, para respaldar su teorías. Yo mismo, las critique y las critico con dureza, cuando veo mofa e insultos. Lo que pasa con el tema de la religión por ejemplo. Una falta de respeto profunda hacia sentimientos. Sentimientos que se ha de respetar si se quiere debatir con honestidad.
Buscar un código genético diferenciador, dentro de un grupo racial común y cuando me refiero a común, me refiero a que hoy es imposible hacer una valoración distinguida étnicamente, ya que las migraciones por la península de pueblos blancos ha sido constante y si no pasamos por un programador genético que analice con profundidad en cuestión de segundos hasta donde llega la línea de sangre, me parece que es imposible hacer solo un análisis superficial, seleccionando unos cuantos aspectos o rasgos físicos. En vascongadas se pueden ver pelirrojos, albinos, morenos, rubios, castaños, bajitos, altos, peludos y blancos todos, al igual que en toda la península. Lo único que los diferencia son las costumbres y tradiciones culturales, propias de esas regiones, que los pobladores antiguos, nuestros antepasados supieron mediante normas y leyes mantenerlas vivas hasta hoy. Suponiendo que se pueda analizar y distinguir genéticamente la línea de sangre de cada individuo, no sé si el objetivo es colocarlos en el lugar que les corresponda o desecharlos por impuros. ¿Quién está en posición de hacer tal cosa?
Creo que hay cosas más importantes hoy en la que dedicar la capacidad intelectual. Materias como lo que nos distancia, pueden distanciarnos aun más. Mejor dediquemos el tiempo a ayudarnos a preservar nuestras tierras y nuestra identidad, trabajando el aspecto social, que ahora hace falta y mucho, que al fin de cuentas, quienes tiene la última palabra de si o si, es el pueblo y los pueblos, convencido de ello y concienciado. Identidad y prosperidad.
Un saludo hermano a nuestro estilo.
AE!!

BLANCO
Hablar de composiciones raciales y fenotipos no es inoportuno porque es otra de las herramientas que nos ayuda a despertar un sentido identitario profundo y que nos une con nuestros antepasados más directos, que no tienen por qué ser los mismos que los del vecino.

Efectivamente el paso del tiempo no ha jugado a favor de nuestras posturas etnoculturales, pues la tendencia es globalizante. La pérdida de las identidades hispanas es un fruto más de la desnaturalización sionista. Hoy que se ha acabado con la vida rural y la mayor parte de la población se concentra en las ciudades es comprensible que el único patriotismo posible sea el de estado. Es un cambio altamente destructivo no sólo porque se pierde valiosa información cultural y genética de forma irremediable, sino porque este “multiculturalismo” a pequeña escala está allanando el terreno para el multiculturalismo global. Dejamos de ser gallegos, castellanos, vascos, catalanes… para ser sólo españoles, y ahora estamos dejando de ser españoles para ser “Ciudadanos del mundo”. Por lo que insisto en que uno de los puntos prioritarios de la lucha de cualquier hombre europeo es mantener vivo el legado de sus antepasados y recuperar el perdido. Así que es necesario que los pueblos españoles sigan existiendo como baluarte de la identidad hispana y europea, de lo contrario, nuestra destrucción se verá acelerada.

La diversidad étnica peninsular es un hecho científico. No hasta el punto de poder distinguir el origen de cada individuo por su fenotipo; obvio, pues muchas veces es difícil distinguirnos incluso entre europeos de las más diversas procedencias. Que haya diversidad dentro los vascos o de otros pueblos penínsulares no significa que no tengan una genealogía común, también hay diversidad entre feroeses, islandeses o maneses y nadie duda de su aislamiento. Ya sabemos que en la península el genotipo mayoritario es el R1b, lo que no une a todos racialmente. También nos une con escoceses o irlandeses y a nadie se le ocurriría crear una nación pan-R1b porque en un momento determinado se casen dos monarcas, y eliminar la riqueza cultural y racial de estos pueblos, mezclándolos; como viene ocurriendo en España.


BLANCO
Personalmente soy partidario de una criba eugenésica potente. Abogo por eliminar cualquier rastro de sangre no europea de Europa, incluyendo la genética dinárica de Oriente; paralelamente eliminamos el exceso poblacional que está destruyendo el planeta. También creo que, desde el punto de vista racial y evolutivo, podría ser interesante aspirar a la pureza de las dos (o tres) variedades raciales blancas. Aunque deberán ser los expertos los que determinen que es más conveniente, si preservar las mezclas de sangres europeas que conviven en las naciones actuales y partiendo de esta base, homogeneizarlas y mantenerlas aisladas con fines evolutivos, o directamente utilizar la ingenieria genética para lograr la pureza que una vez ya conseguimos, y volver a arrancar desde ese punto. De cualquiera de las dos formas, queda demostrado que cierto aislamiento es de total necesidad para que las mutaciones salgan adelante. Lo cual es otro de los motivos por los que creo necesario defender una Europa y una España de los pueblos. Recuperar el sentido tribal e imponer un modo de vida espartano que simule la presión evolutiva de antaño. Todo esto en un ambiente cultural y espiritual propicio; ya que comentas el tema de no herir las sensibilidades religiosas y ahora en este foro el islamismo está en boga. Los europeos deben rodearse del arte más sublime y de una espiritualidad acorde a su psicología, que se manifestó en las religiones precristianas. La pureza debe ser impuesta en lo racial, cultural y espiritual. De forma totalitaria, hiera a quien hiera. Si debemos minimizar el impacto de ese tipo de políticas es por cuestiones estratégicas y nada más.

En resumen. Hay miles de motivos para defender las comunidades cerradas frente a las masificadas: identitarios, genéticos, culturales, ecológicos, tradicionales, espirituales… En España poseemos una serie de pueblos diferenciados etnoculturalmente entre sí. Son una buena base pare empezar a trabajar, por lo que permitir que se mezclen y desaparezcan sería contraproducente, un nuevo paso atrás, y, sobre todo, una traición a los antepasados de cada uno de ellos.

Un saludo

DOLFOS

Camaradas: Me acabo de registrar y mi primer mensaje es para aclarar una cuestión comentada por Blanc0 respecto al libro en cuestión. Se trata de la contradicción entre ciertas opiniones manifestadas por el Sr. Hernández en sus dos libros (Las Castillas y León y Teoría de las Españas) Hay que tener en cuenta que el primer libro se publicó creo que hace ya 30 años y en este amplio epacio de tiempo el citado Sr., como es lógico, habrá tenido muchos más datos y experiencias en este campo, lo cual puede haberle hecho cambiar de opinión en algunas cosas que ciertamente no son esenciales (por ejemplo lo de Cantabria). Sea como fuere, el último libro del Sr. Hernández (un veterano NS miembro de CEDADE desde el principio hasta su autodisolución y fundador del desaparecido C.E.I.) es muy bueno y merece la pena leerse.
Saludos.

xxx

Quote:
Hablar de composiciones raciales y fenotipos no es inoportuno porque es otra de las herramientas que nos ayuda a despertar un sentido identitario profundo y que nos une con nuestros antepasados más directos, que no tienen por qué ser los mismos que los del vecino.

Efectivamente el paso del tiempo no ha jugado a favor de nuestras posturas etnoculturales, pues la tendencia es globalizante. La pérdida de las identidades hispanas es un fruto más de la desnaturalización sionista. Hoy que se ha acabado con la vida rural y la mayor parte de la población se concentra en las ciudades es comprensible que el único patriotismo posible sea el de estado. Es un cambio altamente destructivo no sólo porque se pierde valiosa información cultural y genética de forma irremediable, sino porque este “multiculturalismo” a pequeña escala está allanando el terreno para el multiculturalismo global. Dejamos de ser gallegos, castellanos, vascos, catalanes… para ser sólo españoles, y ahora estamos dejando de ser españoles para ser “Ciudadanos del mundo”. Por lo que insisto en que uno de los puntos prioritarios de la lucha de cualquier hombre europeo es mantener vivo el legado de sus antepasados y recuperar el perdido. Así que es necesario que los pueblos españoles sigan existiendo como baluarte de la identidad hispana y europea, de lo contrario, nuestra destrucción se verá acelerada.

La diversidad étnica peninsular es un hecho científico. No hasta el punto de poder distinguir el origen de cada individuo por su fenotipo; obvio, pues muchas veces es difícil distinguirnos incluso entre europeos de las más diversas procedencias. Que haya diversidad dentro los vascos o de otros pueblos peninsulares no significa que no tengan una genealogía común, también hay diversidad entre feroeses, islandeses o maneses y nadie duda de su aislamiento. Ya sabemos que en la península el genotipo mayoritario es el R1b, lo que nos une a todos racialmente. También nos une con escoceses o irlandeses y a nadie se le ocurriría crear una nación pan-R1b porque en un momento determinado se casen dos monarcas, y eliminar la riqueza cultural y racial de estos pueblos, mezclándolos; como viene ocurriendo en España.
Comparto rotundamente tu exposición. Es la explicación mas respetuosa que he leido al respecto. Considero que la protección y preservación de lo identitario es fundamental para no perder nuestros rasgos mas característicos etnoculturales. Pero cuando me refiero a etnología, me refiero mas a la afinidad cultural que no racial, ya que esta ya la poseemos.

Quote:
Personalmente soy partidario de una criba eugenésica potente. Abogo por eliminar cualquier rastro de sangre no europea de Europa, incluyendo la genética dinarica de Oriente; paralelamente eliminamos el exceso poblacional que está destruyendo el planeta. También creo que, desde el punto de vista racial y evolutivo, podría ser interesante aspirar a la pureza de las dos (o tres) variedades raciales blancas. Aunque deberán ser los expertos los que determinen que es más conveniente, si preservar las mezclas de sangres europeas que conviven en las naciones actuales y partiendo de esta base, homogeneizarlas y mantenerlas aisladas con fines evolutivos, o directamente utilizar la ingeniería genética para lograr la pureza que una vez ya conseguimos, y volver a arrancar desde ese punto. De cualquiera de las dos formas, queda demostrado que cierto aislamiento es de total necesidad para que las mutaciones salgan adelante. Lo cual es otro de los motivos por los que creo necesario defender una Europa y una España de los pueblos. Recuperar el sentido tribal e imponer un modo de vida espartano que simule la presión evolutiva de antaño. Todo esto en un ambiente cultural y espiritual propicio; ya que comentas el tema de no herir las sensibilidades religiosas y ahora en este foro el islamismo está en boga. Los europeos deben rodearse del arte más sublime y de una espiritualidad acorde a su psicología, que se manifestó en las religiones precristianas. La pureza debe ser impuesta en lo racial, cultural y espiritual. De forma totalitaria, hiera a quien hiera. Si debemos minimizar el impacto de ese tipo de políticas es por cuestiones estratégicas y nada más.

En resumen. Hay miles de motivos para defender las comunidades cerradas frente a las masificadas: identitarios, genéticos, culturales, ecológicos, tradicionales, espirituales… En España poseemos una serie de pueblos diferenciados etnoculturalmente entre sí. Son una buena base pare empezar a trabajar, por lo que permitir que se mezclen y desaparezcan sería contraproducente, un nuevo paso atrás, y, sobre todo, una traición a los antepasados de cada uno de ellos.

Un saludo.
No comparto una comunidad autárquica, no sub-racialmente hablando, ya que eso podría suponer la deformación y la extinción de nuestra diversidad racial. Esto de llegar a la pureza absoluta científicamente es imposible, ya que la evolución humana va hacia delante y no hacia tras. No podemos cambiar milenios de evolución y construir una nueva especie humana y menos una nueva raza aria. Si hay algo que la ciencia si nos ha dejado claro son las pruebas irrefutables de la evolución. Esta pretensión hoy me suena más a una ciencia racial innecesaria e imposible de realizar y de llevarse a cabo, ¿quién decide quién es quién? Muchos se sorprenderían de la línea de sangre, si entrásemos en ello. Un Nacionalsocialismo futurista y de ciencia ficción, es lo que no nos hace falta, pues solo nos falta ya exponer teorías de tal magnitud, para que venga Spielberg haciendo otra película de científicos nazis en plan Mengele.

Considero que hay otras prioridades como es el pan y la justicia, que sin duda es lo que la mayoría necesita hoy en toda España o las Españas
Un saludo.
AE!!
Juansor is offline       Reply With Quote
Juansor
View Public Profile
Find More Posts by Juansor
Unread 02-25-2010, 12:20 PM       #10
Urtzi
Forum Member

Join Date: May 2008
Posts: 9
Urtzi is on a distinguished road

Default Re: Teoría de Las Españas de Antonio Hernández
Estoy de acuerdo, yo aun siendo Vasco siento que mi patria es España, y asi debe ser, pues todos los españoles somos hermanos historicamente y cuando nos hemos unido todos los reinos de la peninsula ha sido cuando hemos hecho grandes cosas.

Pero el centralismo Español lo que hace es destruir las distintas culturas que tenemos en la peninsula iberica, que en mi opinion deben seguir separadas o al menos no mezclarse masivamente como ocurre ahora, si no llegara un momento en el que no existiran los vascos, ni los gallegos ni los castellanos, todos seremos solo españoles y ya esta, quizas esto a muchos les pareceria genial, pero para mi es muy triste.

Una respuesta to “teoria de las Españas”

  1. Antonio Hernández Says:

    Muchas gracias, camaradas por la comprensión hacia mi obra. En otros sitios no ha tenido tan favorable acogida. Nunca llueve a gusot de todos.
    Un firme saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: