Jeff Collins …contra Heidegger?

by

En un breve opúsculo, Jeff Collins, profesor de Historia del Arte en la Universidad de Plymouth, recoge textos originales de Martin Heideger a fin de informar sobre la posición del filósofo alemán en relación al NSDAP y al III Reich.

En un capítulo titulado “compromiso con la revolución”, Jeff Collins escribe:

“(…). El orden del día que aprobó para su solemne recibimiento como rector el 27 de mayo de 1933 (…) incluyó una obertura de Brahms, banderas nazis y la entonación del himno del partido, Horst Wessel. (…).

Sus discursos entre 1933 y 1934 fueron radicalmente exhortativos, Dirigiéndose a seiscientos trabajadores desempleados de Friburgo que fueron reclutados para el “servicio” nacionalsocialista  en enero de 1934, Heidegger pidió “voluntad” para tender un puente entre el trabajo mental y el manual, una voluntad exaltada al máximo nivel:

Esta voluntad […] debe ser nuestra certeza más interna y nuestra fe inquebrantable. Puesto que en lo que esta voluntad desea, sólo estamos siguiendo la destacada voluntad de nuestro Führer. Ser sus fieles seguidores significa: querer que el pueblo alemán encuentre de nuevo, como pueblo trabajador que es, su unidad orgánica, su simple dignidad y su verdadera fuerza; y eso, como estado de trabajadores, asegurará para sí su permanencia y grandeza. Para el hombre de esta voluntad sin precedentes, para nuestro Führer Adolf Hitler un triple “Sieg Heil!”

En la intervención ante los “estudiantes alemanes”, en noviembre de 1933, Heidegger dijo lo siguiente:

La revolución nacionalsocialista está produciendo la transformación total de nuestra existencia alemana [Dasein]. En estos sucesos, depende de vosotros ser quienes siempre inspiran a los demás y quienes siempre están preparados, quienes nunca se rinden y quienes siempre crecen […]. Estais obligados a saber y actuar juntos en la creación de la futura universidad del espíritu alemán […]. Que vuestra lealtad y voluntad para seguir adelante se fortalezcan a diario y hora tras hora. Que vuestro valor crezca sin cesar para que seáis capaces de hacer los sacrificios necesarios con el fin de salvar la esencia de nuestro Volk y para elevar su fuerza interna en el Estado. Heil Hitler!

Hay muchas expresiones más que siguen en esta tónica: lealtad, sacrificio, obligación, determinación y dcisión a favor del nacionalsocialismo, a favor del Führer.

En relación con el tema del “trabajo”, categoría que adquiría sentido si se unía al servicio militar y a la educación:

“El estudio universitario debe una vez más convertirse en un riesgo, no en un refugio para los cobardes. Quien no sobrevive a la batalla, muere donde cae. El nuevo valor debe acostumbrarse a la constancia, puesto que la batalla […] continuará durante mucho tiempo. Se librará en virtud de la fortaleza del nuevo Reich que el canciller Hitler traerá a la realidad.” (Heidelberger Neuste Nachrichten”, 1 julio 1933)

Según cita  Jeff Collins, para Heidegger  “Toda la realidad alemana ha cambiado gracias al Estado nacionalsocialista, con el resultado de que toda nuestra forma pasada de comprensión y pensamiento también debe ser distinta”.

Jeff Collins ecribe que “Hacia 1935, Heidegger había abandonado cualquier esperanza de una revolución inmediata de carácter filosófico y político. Adoptó una postura de “espera”.  Y añade que en 1945 “Heidegger fue suspendido de su cargo, sometido a un proceso de desnazificación, y finalmente, en 1949, juzgado como “simpatizante”, por lo que se le prohibió ejercer la docencia hasta 1951.”

 *****

Sobre este pequeño estudio, titulado “Heidegger y los nazis”, un blog, “La joie de lire” publica lo siguiente:

El caso Heidegger

Jeff Collins
Heidegger y los nazis
Ed. Gedisa. Colección encuentros contemporáneos (2004). 100 páginas.
Traducción de Carme Font
ISBN 84-9784-038-0
Título original: Heidegger and the Nazis

Ponerse a juzgar, a estas alturas de la película, si Martin Heidegger simpatizó con el nazismo o no, es una tarea ciertamente inútil por reiterativa. En el proceso de desnazificación, fue considerado como “simpatizante”, y fue debidamente castigado por ello. Y no cabe lugar a dudas.

En fin… Por lo demás la obra es meramente introductoria al problema, y pero proporciona bibliografía adecuada para quien tenga tiempo y paciencia para seguir este tema. Otra idea interesante del autor es la hipótesis de que la filosofía “irracionalista” del siglo XX (Derrida, Levinas, Foucault, Sartre,…) está contaminada de nacionalsocialismo, al ser Heidegger un autor de referencia de los arriba citados. Cosa que ha de llenar de satisfacción a un filósofo anglosajón…

Etiquetas: , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: