Carta abierta de un obispo copto al Papa Francisco

6 de septiembre de 2017 by

 

Por Helios de Alejandría*.- Señor Bergoglio: A menudo me pregunto en qué gravísima ofensa a Dios nuestro Señor habrá podido incurrir Europa para que haya sido usted elegido Papa de la Iglesia católica. Por descontado que Europa ha pecado grandemente renegando de su fe y de su tradición cristiana, ¿pero es esto realmente tan generalizado como para que el Altísimo la castigue con semejante severidad?

Ya le escribí una misiva no hace mucho tiempo recordándole que nuestro Señor Jesucristo tras su resurreción le encomendó a San Pedro la magna misión de apacentar sus ovejas. Le confió, pues, la tarea más noble y difícil que se pueda concebir, tarea que Él mismo asumió durante su paso por la Tierra: la de ser el Buen Pastor. Permítame usted recordarle sus palabras…

“Yo soy el buen pastor; el buen pastor su vida da por las ovejas. Mas el asalariado, y que no es el pastor, de quien no son propias las ovejas, ve venir al lobo y deja las ovejas y huye, y el lobo arrebata las ovejas y las dispersa. Así que el asalariado huye, porque es asalariado, y no le importan las ovejas”. (Evangelio según San Juan 10-11)

Hubo un tiempo al principio de su papado en que de corazón le acordé el beneficio de la duda. Frente a sus torpes exabruptos y omisiones me preguntaba si en realidad no sería todo ello más que fruto de la ingenua incompetencia. Mas hoy los interrogantes surgen distintos y sobremanera preocupantes. Dígame usted, ¿en qué bando milita? ¿En el del Buen Pastor o en el del asalariado? ¿En el de Jesucristo o en el de la extrema izquierda atea y proinmigracionista? ¿En el de la fe católica o en el del islam de conquista?

Con la sangre inocente de las víctimas del terrorismo islámico aún fresca exhibe usted un maligno placer en empujar a los feligreses cristianos hacia el masoquismo. El pasado año, tras la masacre de Niza y el asesinato del cura Hamel en Normandía mientras oficiaba la santa misa, presionó y reprendió usted a los católicos de Polonia por no abrir sus fronteras a la invasión musulmana. Y el pasado lunes 21 de agosto, apenas cuatro días después de la matanza de Barcelona, logró usted superarse anunciando para estupor de propios y extraños que la seguridad de los europeos y su civilización no deben constituir en modo alguno un freno a la invasión tercermundista. El sentido común, la decencia y un mínimo de sensibilidad deberían haber reprimido su irreverente entusiasmo en favor de la conquista musulmana.

Y, como era previsible, saca usted los versículos del Evangelio de contexto en apoyo de su política, como si Jesucristo buscara el apoyo de los burócratas europeos en lugar de los creyentes en la intimidad de su corazón.

“Porque tuve hambre y ustedes me dieron de comer; tuve sed y ustedes me dieron de beber. Fui forastero y ustedes me recibieron en su casa”. (Evangelio según San Mateo 25-35)

Sirviéndose de la palabra de Cristo para justificar y promover la apertura de las fronteras a la inmigración desbocada está usted cometiendo un fraude intelectual e induce a los cristianos al error deliberadamente. Dios respeta nuestra libertad individual de elección sencillamente porque no es posible amar y darse a sí mismo bajo la coacción. Valiéndose, pues, del poder moral que le procura su posición jerárquica, se mofa usted de la libertad de elección que corresponde a los cristianos, imponiéndoles no sólo una pesada carga sino poniendo sus propias vidas en peligro. Y aquí se repite exactamente el contenido de la reprensión que Jesús dirigió a los fariseos de entonces:

“Preparan pesadas cargas, muy difíciles de llevar, y las echan sobre las espaldas de la gente, pero ellos ni siquiera levantan un dedo para moverlas”. (Evangelio según San Mateo 23-4)

Mire usted, el Evangelio no es un manual práctico de política y menos aún un manifiesto marxista. En modo alguno viene a justificar su sectarismo ideológico. Se empecina usted en ignorar el odio y la hostilidad seculares del islam contra el Occidente cristiano. Se muestra impermeable frente a las duras lecciones de la Historia así como frente a los luctuosos eventos de la actualidad, como si 300 millones de muertos inocentes a manos del islam a lo largo de catorce siglos careciera de importancia; como si las víctimas de las masacres que hoy presenciamos casi a diario en nuestras calles rebotaran contra su coraza ideológica globalista y colectivista sin llegar a penetrarla. (NdT: A lo que convendría sumar los 100 millones de muertos dejados por el socialismo a lo largo del siglo pasado)

Hace cuatro meses viajó usted a Egipto donde le informamos al detalle acerca del sufrimiento y de las humillaciones que padecen los cristianos coptos. Pero manifiestamente prefirió tragarse la danza de culebra que el imán de Al Azhar le sirvió en bandeja de plata. Sus efusivos achuchones y abrazos han terminado de ilustrar su hipocresía y credulidad forzada: no es sólo que lo hayan rebozado en harina, es que encima supuraba deleite en tamaña sumisión. Y díganos, ¿qué ha conseguido usted con ello en beneficio de los cristianos de Egipto? Menos de una semana después, la policía armada con bastones y escudos impedían a los cristianos reunirse para orar. En Egipto, el derecho de los cristianos a rezar queda sujeto a la arbitrariedad de la autoridad local como lo dispone la ley islámica, la libertad de culto de los cristianos en Oriente se halla cada día más amenazada pero, como de costumbre, usted guarda silencio, no sea que se le pase por la cabeza irritar al gran imán. Cuanto más estudio su estrategia, más me percato de que las minorías cristianas de Oriente Medio le importan a usted un pimiento. Menudo papa nos ha caído encima… la cuna del cristianismo se halla hoy islamizada al 95% con los cristianos en vías de extinción ¡pero lo único por lo que lucha usted denodadamente es la islamización de Occidente!

Inexperiencia, buenismo, ignorancia, ingenuidad, angelismo… eran los términos que venían a la mente al inicio de su pontificado. No eran más que añagazas para mantener las anteojeras del rebaño devoto frente a su obstinación ideológica que hoy por hoy constituye una verdadera amenaza para la cristiandad universal. Cabe preguntarse en qué estaría ocupado el Espíritu Santo durante el cónclave que lo eligió como papa; muy probablemente se abstuvo de inspirar a los electores viendo que estaban más ajetreados en intrigas políticas que revestidos de Cristo. Su prioridad consistía en presentar a los medios globalistas y a los enemigos de la Iglesia en general un papa que les resultara aceptable, o a su imagen y semejanza.

La fe cristiana va asociada al sentido común y donde éste falta, no hay fe. Amar al prójimo no implica por necesidad poner su vida en peligro y menos aún la de los demás, máxime cuando ese “prójimo” que nos impone con embudo sólo sueña con someternos y no dudará en asesinarnos en caso de resistencia. ¿Cómo puede usted desde la autoridad que le confiere el trono papal ordenar a las ovejas que acojan al lobo en el aprisco? Esto no tiene nada de caridad cristiana, es pura maquinación ideológica luciferina.

Para terminar, un poco de humildad y de introspección espiritual no le vendrían nada mal pero ello no es de esperar en un espíritu contaminado por el sectarismo internacionalista, incapaz de poner en duda los dogmas inculcados que lo apartan de la realidad. Cuando el dogma ideológico se superpone a Dios, la sabiduría superior imprescindible para guiar a la cristiandad se evapora. Qué duda cabe que la Iglesia católica ha cometido una serie de pecados a lo largo de su dilatada existencia, pero el de colocarlo a usted a su cabeza no es un simple pecado más: es una tragedia de consecuencias imprevisibles.

*Helios de Alejandría es el pseudónimo utilizado por un obispo perteneciente al Patriarcado Copto de Alejandría, que desea guardar el anonimato.

http://www.alertadigital.com/2017/09/06/carta-abierta-de-un-obispo-copto-al-papa-bergoglio-exhibe-usted-un-maligno-placer-en-empujar-a-los-cristianos-hacia-el-masoquismo/

Anuncios

SODOM

30 de agosto de 2017 by

 

 

https://www.youtube.com/watch?v=dKvzeddeF_w

 

https://youtu.be/dKvzeddeF_w

 

 

SODOM (subtitulado) Documental Ruso

 

ANGELICAGG100

D

26 de agosto de 2017 by

https://justice4germans.files.wordpress.com/2015/05/liberation-memorial-plaque.jpg?w=600&h=450

 

https://justice4germans.files.wordpress.com/2015/05/liberation-memorial-plaque.jpg?w=600&h=450

 

Plan Kalergi

26 de agosto de 2017 by

Plan siniestro del supremacismo judio.

Plan Kalergi.

 

Jesús

26 de agosto de 2017 by

https://www.youtube.com/watch?v=nPUco-zu3nk

https://youtu.be/nPUco-zu3nk

Hans Günther: “Como un Dios Griego”

5 de agosto de 2017 by

miércoles, 2 de agosto de 2017

Hans Günther – Como un Dios Griego

Categorías: ArqueologíaGreciaHans GüntherMitologismoNórdicosPsicología,Traducción

 

En diferentes sitios está publicado un texto del antropólogo racial alemán Hans F. K. Günther (1891-1968) cuya versión en inglés (Like a Greek God) dice que fue publicado en la revista británica Northern World, que circuló entre 1956 y 1963 y de la cual fue también fundador el señor Günther, en su vol. VI Nº 1 de 1961. En este breve pero condensado escrito el autor alude a algunas características físicas de dioses y héroes griegos que habrían correspondido a rasgos nórdicos. Habla también de cómo ese elemento habría ido siendo desplazado por otros del Cercano Oriente, distinción que de alguna manera se refleja en las obras de Homero.

 

COMO UN DIOS GRIEGO

por Hans F. K. Günther, 1961

Los poemas homéricos describen a dioses y diosas como rubios y de ojos azules; la palabra para el cabello claro es generalmente xanthós, en cuya definición entraremos más tarde. La Ilíada describe a Demeter como rubia, a Afrodita como de cabellos de oro; describe a Atenea como de ojos azules, y de hecho se refiere a ella cincuenta y siete veces como la hija de ojos azules de Zeus. La palabra es glaukopis, que puede ser deducida de glaukos, que significa “brillante, centelleante”. Píndaro más tarde describió a Atenea como glaukopis y xantha, refiriéndose así claramente a sus ojos azules y cabellos color de oro.

Después de Homero, la descripción de glaukopis se hace cada vez más rara; sin embargo, aparece en casos aislados en Sófocles (Edipo en Colono, 705) y con Aristófanes (Thesmophoriazusae [Las Tesmoforias], 317). Una conversación entre un griego y un romano en las “Noches Áticas” del escritor romano Aulo Gelio, que compara los significados de los colores en los dos idiomas, entrega información sobre las referencias a colores de la palabra glaukopis. Allí (II, 26, 18) glaucum es explicado como teniendo el sentido de “gris-azul” (II, 26, 19), y la descripción de la diosa Atenea como glaukopis es explicada como caesia“la celestial de ojos azules”.

La misma tradición, volviendo a Homero, de lo azulado de los ojos de Atenea, es encontrada en la saga de Bissa y Meropis: allí, según Boios (en Antoninus Liberalis, Colección de Metamorfosis, 15), Agron se burla de los claros ojos de la diosa y elogia sus propios ojos oscuros, e incluso según el poeta romano Higino, en el siglo I d.C., Hera y Afrodita se burlan de la diosa Atenea debido a sus ojos claros: “quod caesia erat”. La palabra glaukopis era sinónima de glaukómmatos“de ojos brillantes”, en contraste con melanómmatos“de ojos oscuros”. Así, en un comentario a un pasaje de la Ilíada (IV, 147), el héroe aqueo Menelao fue descrito por el comentarista Pisandro como “de cabello rubio, alto en estatura y de ojos claros”, y por consiguiente él usó la palabra glaukómmatos(“xanthokómes, mégas en glaukómmatos”).

La Odisea describe al dios Radamanto como rubio, a Afrodita como de cabellos de oro, y a Atenea una y otra vez como de ojos azules. Además, un nombre como Febo Apolo, deducido de phoibos, que significa “brillante, resplandeciente, radiante”, podría no sólo describir la naturaleza de un dios del Sol sino también el color brillante de piel, cabello y ojos. El dios marino Poseidón, por otra parte, es descrito por la Odisea (III, 6) como de cabello y ojos oscuros, un dios del mundo del Mediterráneo pre-helénico, cuya derrota en batalla a manos de Atenea en Ática fue representada en el frontón del Partenón, en la Acrópolis.

Las figuras del mundo humano son presentadas por los poemas homéricos como de piel blanca y de ojos claros; así, Aquiles, Menelao y Meleagro de la Ilíada son descritos como rubios, al igual que Briseida y Agamede entre las figuras femeninas; Helena es llamada “relumbrante” (III, 121). La Odisea en muchos lugares describe (Wilhelm Sieglin los ha registrado todos) a Menelao como rubio, describe a Penélope como rubia, a Hermione como rubia y a Afrodita como de cabellos de oro. La Ilíada y la Odisea mencionan a diosas y princesas de brazos de lirio, y a diosas y mujeres mortales de blancos brazos y pies de plata.

Karl Jax ha observado que entre las referencias homéricas a muchachas y mujeres mortales, así como también a las diosas de los poemas homéricos, el pelo oscuro está absolutamente ausente, y Georg Finsler ha destacado que el color rubio del cabello en Homero es considerado hermoso y asombroso hasta tal punto que el poeta, en un momento de descuido, incluso llama “rubio” a Odiseo, aunque él fuera generalmente aceptado como de cabello oscuro.

La descripción de los rasgos físicos de Odiseo, el “fecundo en ardides”, necesita, sin embargo, un examen más extenso. Odiseo diverge del cuadro de los otros héroes homéricos. En la Ilíada (III, 193-194, 210-211) él es descrito como un “gigante sentado”, pareciendo cuando estaba sentado cerca de Agamenón tan alto como éste, pero estando de pie, más bajo, pero también más ancho y más fornido en hombros y pecho. Así Odiseo no es, como los otros héroes, del tipo alto y delgado. La Odisea lo describe (VI, 231) como de piel blanca, y en otro lugar (XIII, 397, 431) su cabello es llamado rubio (xanthós); sin embargo, llama “oscura” a su barba (XVI, 176). Según el color de pelo, Odiseo también es descrito por la Odisea (VI, 231; XVI, 175; XXIII, 157/58) como hyákinthos, término que antes fue sobre todo traducido como “parduzco”. Ese “color de jacinto” debe ser, sin embargo, como Wilhelm Sieglin ha mostrado, descrito como “rojizo”, porque el jacinto era cultivado en Hellas como un sub-tipo con flores rojizas.

El robusto, fornido y de barba oscura Odiseo no es del mismo tipo que los otros héroes aqueos, con respecto a sus características corporales o mentales. Distinguirlo como “fecundo en ardides”, como si se tratase de un hombre mezclado, no fue probablemente algo hecho conscientemente por el poeta; más bien, Odiseo debe ser considerado como una figura de saga del mundo pre-helénico, la que es equilibrada por el poeta en lo posible con la imagen de los héroes aqueos. Que él sea una reliquia de una raza extraña, más cercana a un residuo del tipo cercano-asiático [o del Cercano Oriente], permanece, sin embargo, como algo perceptible. Odiseo es una figura como Palamedes, un héroe de la saga aquea de Troya que, sin embargo, sólo apareció con los poetas post-homéricos; semi-aqueo y medio levantino, rico en astucias y valiente, en parte cercano-asiático, en parte nórdico, desde todo punto de vista diferente de los francos y abiertos nobles como Aquiles, Patroclo, Agamenón y Menelao.

El conde Gobineau ya ha observado esta trama de un extraño tipo en Odiseo. Él lo calificó como un griego con antepasados fenicios. Odiseo podía ser valeroso cuando era necesario, pero prefería la astucia; su lenguaje es maleable y seductor; las mentiras no lo aterrorizan, la traición no lo consterna, y la astucia no le causa ningún problema. Elocuente, astuto, traicionero, peligroso, él parece más bien un comerciante pirata de Sidón o un senador de Cartago, mientras que con su riqueza de pensamiento, su imperturbabilidad, su capacidad de refrenar sus pasiones, con la ocasional moderación y modestia, que en su caso siempre proviene del cálculo racional, él es, en cambio, de tipo nórdico.

Victor Bérard era de la opinión de que la Odisea fue en realidad escrita por un griego, pero que su héroe, Odiseo, era un fenicio. Así la naturaleza mental y física de ese héroe ha inspirado una y otra vez conjeturas sobre un origen pre-helénico, como lo ha afirmado Wolfgang Aly. Este último sostiene que Odiseo es una figura de saga del mundo pre-helénico de los cretenses.

En la figura de Odiseo, “fecundo en ardides”, vemos el efecto secundario de las tierras del Mediterráneo del Este sobre el mundo pre-indogermánico, el tejido de la raza cercano-asiática, que era peculiar de ese mundo, siendo dicha trama en cada caso más fuerte que el tejido de la raza occidental (del Mediterráneo); pero con esa figura también hace su aparición la Hellas [Grecia] posterior, una Hellas en la cual mediante la mezcla con los migrantes indo-germanos, junto con los descendientes de la población original, y por efecto de desplazamientos adicionales desde Asia Menor, la raza cercano-oriental se extendió cada vez más y penetró en los estratos superiores.

En el curso posterior de la historia griega, cada vez más los hombres nórdicos/cercano-asiáticos como Odiseo deben haber aparecido en los estratos dirigentes, llegando a ser más cercano-orientales que nórdicos, capas que al final estuvieron llenas con hombres de raza preponderantemente cercano-asiática. La deshonestidad, la traición, el cálculo solapado, la corruptibilidad y la traición, ensuciaron cada vez más las páginas de la historia helénica, y en realidad la historia de todas las tribus y colonias helénicas.

En esas características, el griego parece finalmente muy alejado de su naturaleza indo-germánica original, desde la pureza de altos objetivos de las primeras épocas de los pueblos indo-germánicos, más separados en efecto que los persas y los iranios de la época aqueménida, quienes en su fe, el mazdeísmo, habían aumentado esa misma pureza indo-germánica, el aborrecimiento de las mentiras, hasta una orgullosa confesión de la naturaleza de ella.

Los hombres de la raza cercano-asiática siempre han sido considerados como más astutos por hombres de otros tipos. A los fenicios, un pueblo con un fuerte tejido cercano-oriental, Homero (Ilíada XIV, 288) los describió como “hombres traidores” y “archi-estafadores”. Lo que fue percibido como cercano-asiático en Odiseo, la capacidad de sentir su camino hacia la vida mental como algo extraño a él, el arte de descifrar las características mentales de otros hombres y otros grupos humanos, aparece en la edad helénica posterior no sólo en muchos comerciantes que viajaban de un lugar a otro, sino también en comerciantes de habla griega, en los graeculi pagados y despreciados por los romanos, pero impregna también el modo de pensar de muchos sofistas y las opiniones que ellos enseñaron. En su discurso en favor de Flaccus (17), y en cartas a su hermano Quinto, Marco Tulio Cicerón (Cartas, 30, I, 16, 28; 53, II, 4) ha descrito el carácter mental de muchos helenos de su época, los cuales, en tanto europeos occidentales de épocas tardías, le parecieron ser de naturaleza “levantina”.

La evidencia de la ciencia racial acerca del tipo aqueo y griego de la edad homérica, es representado por una aseveración de la Ilíada (XXII, 401); allí, Héctor el troyano es descrito como de cabello oscuro, de hecho como un no-aqueo, como forastero y enemigo. Esa distinción significa, desde un aspecto histórico racial, un error o una injusticia, ya que los troyanos estaban en efecto relacionados con los griegos, una de las tribus pre-helénicas e indo-germánicas de la región de las tierras bajas del Danubio. La mujer troyana Briseida es llamada rubia por la Ilíada (XIX, 283); allí el contraste es olvidado. Con la descripción de Héctor, el poeta ha deseado enfatizar un contraste racial. Eso impactó a Dion de Prusa, también llamado Dion Crisóstomo, un escritor que nació alrededor de 40 d.C. y vivió hasta el comienzo del siglo II d.C.; él ha llamado la atención (21, 16) hacia el hecho de que la belleza de los helenos debe haber sido distinta que la de los bárbaros: los helenos eran rubios como Aquiles o Patroclo, y los bárbaros, oscuros, como lo muestra la descripción de Héctor.

El campesino-poeta beocio Hesíodo (alrededor de 700 a.C.), representa a los dioses, diosas, héroes y heroínas de Homero, como gente rubia. A Atenea él siempre la llama de ojos azules, así en siete sitios, y a Dionisio él lo describe (Teogonía, 947) como rubio, del mismo modo que a Ariadna y a Ioleia (Fragmento 110).

A la idea de hombres hermosos y nobles pertenecen, para la perspectiva helénica, no sólo características como piel clara, cabello claro y ojos azules, sino también alta estatura y delgadez. La frecuente expresión “hermoso y alto”(“kalós kai mégas”), que ya aparece muchas veces en Homero, puede ser remontada en la literatura helénica desde Heródoto a Luciano, y es usada para hombres, mujeres y niños.

En la descripción de Nausícaa en la Odisea (VI, 151) se muestra que a la belleza y noble nacimiento, según las opiniones helénicas, pertenece la alta estatura; la misma idea es dada por la descripción de Telémaco por Néstor en la Odisea (IV, 38). Aristóteles dice en su Ética a Nicómaco (IV, 7) que a la belleza pertenece un cuerpo alto; los cuerpos pequeños podrían reconocidamente ser bonitos y en buena forma, pero no realmente hermosos. La raza occidental es sorprendentemente representada por esa gente de baja estatura de un tipo bonito.

Para la sensibilidad nórdica, la naturaleza del cuerpo y la mente de la raza occidental no bastan para que exista una “belleza” real, porque la idea de una persona hermosa exige una cierta gravedad de alma, una grandeza de alma, que fue descrita como megalópsychía por los helenos, como magnanimitas por los romanos, o como hôchgemüete en la Edad Media alemana. El alma racial occidental o atlanto-mediterránea es demasiado ligera en su gravedad para el sentimiento nórdico, demasiado escasa en contenido, para que los rasgos corporales sean percibidos como “hermosos”.

La Ilíada no sólo permite que se reconozca por cuáles características corporales se distinguía el heleno de la edad temprana; también muestra en dos ejemplos cómo los griegos de la edad homérica veían a los hombres feos de los estratos inferiores, tal como el arte plástica posterior permite el reconocimiento de qué rasgos el griego libre asignaba al no libre, a los esclavos de origen nativo o extranjero. La Ilíada nombra a dos hombres de pelo rizado: Euríbates, el heraldo de Odiseo, un hombre con hombros doblados, y Tersites, el “inmensurable orador”, el “primer demagogo en Hellas”, como también fue llamado. Ambos hombres pertenecen a los estratos inferiores, y así son descendientes de la población pre-helénica, de las tribus indo-germanizadas. Tersites tiene las piernas arqueadas y cojea; su cabeza, que ha comenzado a quedarse calva, tiene una forma puntiaguda: “puntiaguda su cabeza; cubierta en la corona con una escasa lana” (Ilíada II, 219).

Es asombroso que sea mencionada una forma de cabeza aquí, que se diferencia de la habitual entre los estratos superiores. Con esa cabeza “puntuda”(phoxós), se quiere dar a entender la forma enfermiza del así llamado “cráneo de torre” (Turmschädel), o la forma de la cabeza de la raza cercano-oriental, la cual en muchos hombres de esa raza puede ser descrita como “puntuda”. Tersites también fue concebido por el arte plástica como un hombre de raza cercano-oriental, con cabeza puntiaguda y nariz proyectada. En una taza del Ática de alrededor de 450 a.C., el poeta de fábulas Esopo (siglo VI a.C.), quien probablemente pertenecía a la casta de los esclavos, es mostrado con rasgos cercano-orientales.

En su obra Filoctetes, Sófocles ha interpretado a Tersites completamente según la tradición homérica, de tal modo que uno pensaría sobre todo en las características corporales y espirituales de la raza cercano-asiática. Esa raza parece a menudo haber proporcionado seductores de gentes y demagogos, para lo cual su propia capacidad de abrirse camino en la vida mental extranjera ayudó también al cálculo del espíritu humano, y a la locuaz intensificación en ellos mismos de sus propios sentimientos y de las imágenes del deseo de las excitadas muchedumbres.

La descripción dada en la Ilíada de la naturaleza corporal y mental de Tersites, el “inconmensurable chismoso”, corresponde a la repulsión sentida por una casta dirigente nórdica a la cual pertenece el poder, hacia un aullador infrahombre que se atreve a criticar al poder noble. Adolf Schulten ha mostrado que Polibio (III, 33) ha descrito a los tirrenos, que provienen de Asia Menor, como Thersitai. El nombre Tersites habría sido así aplicado a un hombre con orígenes en Asia Menor, lo cual Homero podría aún haber percibido.

La evidencia de la poesía homérica muestra, al menos, cómo en la edad de los poetas, uno imaginaba dioses y diosas, héroes y heroínas existentes. Así, puede ser reconocido a partir de la Ilíada y la Odisea que las características corporales así como las mentales eran consideradas como heredadas y capaces de ser transmitidas, susceptibles de ser cultivadas en generaciones refinadas con una cuidadosa elección de la esposa. Estas evidencias de la poesía muestran que los individuos humanos y los pueblos ven a sus divinidades de acuerdo a la imagen de su propia composición corporal, como Jenófanes (Fragmento 14) y Aristóteles (Política, I, 2, 7) han comentado, y en la Ilíada y la Odisea puede verse que al menos las familias principales de un pueblo que veían a sus dioses como hombres de piel blanca, rubios, de ojos azules y de alta estatura, deben haber correspondido completamente a esa imagen facial. La evidencia de siglos posteriores confirma que los poemas homéricos han distinguido correctamente la particularidad racial de los helenos de la Historia temprana: ese griego era preponderantemente de tipo nórdico.

Otto Reche ha indicado una palabra griega, la cual por sí misma representa una importante aseveración acerca de la naturaleza racial del griego: la palabra “iris” para el iris de los ojos. Iris significa de hecho un arco iris; una gente con ojos oscuros, marrones o negro-marrones nunca habría comparado el color del ojo con un arco iris. Sólo los ojos claros, el azul, verde-azulado o gris de la raza nórdica, y los ojos de colores verdosos y colores claros mezclados de la gente de género nórdico, podrían explicar una palabra como “iris”. Esa palabra sólo podría haber sido elegida por una gente de un linaje preponderantemente de ojos claros.–

===

FUENTE:

http://editorial-streicher.blogspot.com.es/2017/08/hans-gunther-como-un-dios-griego.html#more

 

Marine Le Pen capitaliza la campaña con un giro a la izquierda

11 de julio de 2017 by

Marine Le Pen capitaliza la campaña con un giro a la izquierda

====
MONTALBO
copia del blog FILOSOFIA CRÍTICA ( http://nacional-revolucionario.blogspot.com.es/2017/06/gauche-nationale-el-giro-la-izquierda.html)lo siguiente:

GAUCHE NATIONALE: EL GIRO A LA IZQUIERDA DE MARINE LE PEN. Importante reconocimiento implícito de nuestras tesis por parte de la única dirigente relevante que cuestiona las actuales políticas de inmigración. ¿Por qué ha fracasado Le Pen otra vez? Porque un giro a la izquierda nada menos que desde la extrema derecha no se puede improvisar en unas horas de forma tan oportunista y escasamente creíble para las masas obreras. Dicho cambio tiene que sustentarse en una refundación del Frente Nacional con otro nombre que incluya la palabra “izquierda” (gauche) vinculada a posiciones patrióticas a la par que sociales (nationale). Por no hablar de la laboriosa fundamentación ideológica correspondiente. La pesadilla de la oligarquía, es decir, aquello que más temen las élites financieras, podría entonces surgir en el corazón de Europa. Pero la estupidez ultra ha impedido durante décadas dar este paso histórico, que sólo nosotros hemos intentado en la más absoluta soledad. El precio a pagar por la inmadurez ideológica y política de los patriotas ha sido, empero, muy alto: una nueva derrota en la segunda vuelta de las presidenciales y la debacle más absoluta en las legislativas, con la pérdida de casi ocho millones de votos. A nuestros pueblos europeos ya no le queda, sin embargo, demasiado tiempo. Quienes desde la ultraderecha, con sus mezquinas campañas de difamaciones personales, obstaculicen el camino de la izquierda nacional, cuentan como traidores y cuando llegue el momento deberán responder por sus actos.

FUENTE:
http://nacional-revolucionario.blogspot.com.es/2017/06/gauche-nationale-el-giro-la-izquierda.html

&&&

El TEXTO SIGUIENTE está copiado de “EL MUNDO”, de Madrid, España:

La candidata ultraderechista se declara “enemiga de las finanzas” y arremete contra su rival, Emmanuel Macron.
El fundador del Frente Nacional pide el voto para su hija en un deslucido acto
Los obreros franceses abrazan a Marine Le Pen
A Marine Le Pen ya solo le falta enarbolar la bandera roja. La candidata de la ultraderecha se ha volcado hacia la izquierda en los últimos días de campaña. Se declara “enemiga de las finanzas” y “del dinero insensible”, promete mejorar los derechos sociales de los trabajadores y sigue martilleando sobre su rival, Emmanuel Macron, al que califica de “negación de la democracia”. El Frente Nacional ofreció ayer sus dos caras: la del viejo Jean-Marie Le Pen, decrépito y apegado al antisemitismo y la homofobia, y la de Marine Le Pen, transformada en reina del populismo. Jean-Marie Le Pen quiso celebrar el rito anual que él mismo instituyó hace casi 30 años: ofrenda ante el monumento a Juana de Arco y arenga incendiaria. Esta vez, sin embargo, la arenga se quedó en casi nada. A las dificultades físicas de Le Pen, un hombre de 88 años con la voz titubeante, la vista mermada y una grave sordera, se sumó un fallo técnico en su micrófono. El sonido se apagó y la escasa audiencia, unas 300 personas no demasiado jóvenes, empezó a disgregarse con Le Pen todavía en el estrado. Fue una reunión triste, quizá sintomática del cambio que se ha registrado en el Frente Nacional. Marine Le Pen, que ya no habla nunca del Frente Nacional, logró que ningún dirigente arropara a su padre y evitó toda referencia al acto en el mitin que celebró horas después. El padre pidió el voto para su hija, “una hija de Francia”. Pero también hizo lo posible por mortificarla. Hace unos días comentó que el homenaje oficial al policía asesinado en los Campos Elíseos el día 20 había sido en realidad “un homenaje a la homosexualidad”. Fue una patada a los esfuerzos de Marine Le Pen por sacudirse la imagen de machismo rancio que arrastra su partido. Ayer, Jean-Marie Le Pen bromeó con “las visitas de Emmanuel Macron a los cementerios, que pueden ser de mal augurio”. Se refería a los homenajes de Macron a las víctimas del Holocausto y a Brahim Bouarram, el joven marroquí al que el 1 de mayo de 1995 unos matones de ultraderecha asesinaron, arrojándolo al Sena, durante una celebración del Frente Nacional. El viejo Le Pen hace lo posible por mantener viva la tradición antisemita y xenófoba del partido que fundó. Paralelamente, Marine Le Pen hace todo lo que puede para disimular que es la presidenta (de baja hasta el final de la campaña) del Frente Nacional. Aunque su público alcance el punto de ebullición cuando habla de “cuotas para inmigrantes”, “cierre de fronteras”, “proteccionismo” y “tolerancia cero” contra el terrorismo y la delincuencia común, la candidata, consciente de que los suyos van a votarla de todas formas, tiende los brazos hacia el electorado de la derecha clásica y católica y hacia el electorado de la izquierda populista. El resultado es una contorsión casi grotesca, una mezcla de tradicionalismo católico y chavismo que, de momento, carece de efecto en los sondeos. Le Pen sigue muy atrás. Su gran esperanza consiste en que el domingo la abstención sea muy alta, y para ello prodiga los ataques a Macron. Si ella no gana votos, al menos que los pierda su rival. “Hoy, el enemigo de los franceses sigue siendo el mundo de la finanza”, dijo en su mitin, celebrado en Villepinte, en pleno corazón de la banlieue parisina, para demostrar que la antigua zona roja es ya también su territorio. “Esta vez”, siguió, el mundo de la finanza “tiene un nombre, un rostro, un partido y un candidato, Emmanuel Macron”. Se presentó a sí misma como “la candidata de los franceses que se levantan temprano”, copiando una popular frase de Nicolas Sarkozy, y calificó a Macron de “falso yerno ideal”, “negación de la democracia”, “enemigo de los derechos de los trabajadores”, “aliado de los islamistas” e “hijo de François Hollande”. Marine Le Pen pronosticó que Emmanuel Macron engrosaría, desde el domingo, la lista de “los presidentes por derecho divino, como Alain Juppé, al que consideraban imbatible, y François Fillon, que se sentía ya designado al día siguiente de las primarias” de la derecha. Según ella, Macron estaba condenado a desempeñar el papel de Hillary Clinton. En un sistema electoral como el estadounidense, con compromisarios estatales, quizá Marine Le Pen podría repetir el éxito de Donald Trump. Pero Clinton obtuvo muchos más votos en total, y, en Francia solo cuenta el total de votos. Pese a la eficacia de su campaña, a la rabia con que ataca a Macron y a su talento oratorio, Marine Le Pen sigue siendo odiada por la mayoría de los electores. Abrió el mitin el gaullista antieuropeo Nicolas Dupont-Aignan, el nuevo aliado e hipotético primer ministro de Marine Le Pen. Dupont-Aignan encarna la ruptura del cerco que hasta ahora separaba al Frente Nacional del resto de las fuerzas políticas y permite a la candidata hablar, con evidente exageración, de “la gran alianza patriótica” formada en torno a su figura. El aliado de Le Pen, que no llegó al 5% de los votos en la primera vuelta, se permitió criticar a “los pequeños fascistas izquierdistas del pensamiento único”, sin tener en cuenta que para una parte de su audiencia el término “fascista” no constituía un insulto, sino lo contrario.
==
FUENTE:
http://www.elmundo.es/internacional/2017/05/02/5907825122601dc34f8b4607.html

http://nacional-revolucionario.blogspot.com.es/2017/06/gauche-nationale-el-giro-la-izquierda.html

ANTONIO MEDRANO: LA LUCHA CON EL DRAGÓN

9 de mayo de 2017 by

ANTONIO MEDRANO:

LA LUCHA CON EL DRAGÓN

 

 

————————————————–

https://www.youtube.com/watch?v=pXERdj0RUJM

https://youtu.be/pXERdj0RUJM

82 SABIOS CONSEJOS DE GURDJIEFF A SU HIJA

15 de abril de 2017 by

82 SABIOS CONSEJOS DE GURDJIEFF (CUARTO CAMINO)



…Mentiras de la LEYENDA NEGRA anti-Española…

14 de abril de 2017 by

MARÍA ELVIRA ROCA BAREA, autora de un estudio sobre Imperiofobia y Leyenda Negra antiespañola:

https://www.youtube.com/watch?v=dhdoVjb-KR4

https://www.youtube.com/watch?v=Mz0QUTTVUEQ

https://www.youtube.com/watch?v=jjXZ3wqaSX0

https://www.youtube.com/watch?v=9Q8N0ykVtPU

https://www.youtube.com/watch?v=xRjjk-DlXo8

https://www.youtube.com/watch?v=HZnK21pC1vQ

https://www.youtube.com/watch?v=dhdoVjb-KR4&t=196s

https://www.youtube.com/watch?v=q5Nr0Qocewk

https://www.youtube.com/watch?v=Indq7JlIewE&t=24s

https://www.youtube.com/watch?v=U_8aoA9HxK4

https://www.youtube.com/watch?v=YhkulQ0uiXk

https://www.youtube.com/watch?v=KSZwNfmbP6k

https://www.youtube.com/watch?v=YVHWD3eU8ME


A %d blogueros les gusta esto: